Buscar
  • Gonzalo Cárdenas

El Valor Estratégico de los Datos

Desde la Gestión de los Datos, lo importante es tener claro el objetivo que quiero alcanzar y, desde ahí, definir cómo quiero recorrer ese camino, cuál será mi estrategia.


El acompañar durante años, a distintos clientes en sus desafíos de Transformación Digital, ha dejado en evidencia la necesidad o la oportunidad (dependiendo de la realidad y contexto de la empresa), de generar más valor desde los datos y, no ha hecho más que reafirmar mi convicción de lo estratégico que es este Activo Intangible.

Personalmente, veo como algo positivo y necesario, la relevancia que van tomando los datos en la actualidad, la importancia y el espacio que van adquiriendo en las decisiones más estratégicas de las organizaciones, donde crecientemente se toma conciencia de que no se trata solamente de un “tema del equipo TI”, sino más bien, de una responsabilidad que comparte toda la organización.

Por ejemplo, desde las áreas comerciales, como conocedoras del negocio, están justamente los datos del negocio: quiénes son los clientes, los segmentos, cuáles son sus preferencias, qué productos vendemos, qué servicios ofrecemos, cómo son consumidos y sus rentabilidades. Datos de la relación con el cliente, su satisfacción, reclamos no atendidos, canales y su uso.


O también desde las áreas operacionales, donde están los datos del modelo operativo: recursos clave, datos sobre proveedores, centros de distribución, datos de logística, funcionamiento de los procesos, diversidad de sistemas y su usabilidad, entre otros.

En ambos, como expertos tanto de materias del negocio como de las operaciones, son ellos los que deben tomar responsabilidad de estos datos.

Muchas veces he participado de conversaciones, en un contexto personal o dentro del contexto laboral, donde cercanos, prospectos o clientes dan su opinión de cuál es la receta para la gestión de datos.

Algunos, la entienden como un ordenamiento y limpieza de bases de datos; otros, creen que la oportunidad está en saber leerlos y encontrar insights para el negocio, aplicando técnicas de análisis; otros incluso, apuestan por la incorporación de alguna solución tecnológica para hacer “BI” o inteligencia de negocios (concepto que estuvo muy de moda, por cierto).

Desde mi opinión como consultor y total creyente en el valor estratégico de los datos, he llegado a la siguiente conclusión:


“La Generación de Valor desde los Datos, puede venir en diferentes colores y formas: ahorro de costos por mejoras de productividad y comunicación entre áreas; disminución de riesgos y mejoras en Compliance; aumento en ingresos al identificar nuevas oportunidades en el mercado; mejoras… ahorros… lo importante es, tener claro cuál es el objetivo que quiero alcanzar y desde ahí, definir cómo quiero recorrer ese camino, cuál será mi estrategia.”

Con esto me refiero a que, la fórmula para obtener valor desde los datos no es una receta rígida, todo lo contrario, pues va a depender de muchos factores: contexto y situación actual de la empresa, objetivos definidos, recursos que apalanquen esta iniciativa, cultura interna, nivel de profesionalización, entre otros. Y por supuesto, para empezar a gestionar este activo primero debemos tener un propósito común, claro y entendido por la organización, el que nos permitirá generar alineamiento desde el comienzo y optimizar el uso de los recursos para empezar a generar valor desde los datos.

En AKLOE, consideramos la existencia de 3 fuentes claras de Generación de Valor desde los Datos, pilares desde los que se apalanca nuestro Modelo de Gestión Estratégica de Datos, estos son:


  • Gestión de Datos

  • Gobierno de Datos

  • Gestión de la Analítica

Y es, a través de estas 3 fuentes, que logramos conectar la estrategia con los datos, generando valor estratégico para la organización.

1. La primera, Gestión de Datos.


Refiere principalmente a gestionar el dato como un recurso, a gestionar su ciclo de vida integralmente desde la creación y captura de los datos, procesamiento, análisis, compartición, archivado y/o eliminación de los datos, permitiendo que estos se puedan tratar y gestionar de una determinada forma, dándoles un valor y utilidad que puede ser aprovechado por la organización.


Por otro lado, considera prácticas como arquitectura y modelamiento de datos, almacenamiento, seguridad y calidad de datos, lo que permite un adecuado uso a la hora de hacer los análisis.

2. La segunda fuente es el Gobierno de Datos.


Busca asegurar la disponibilidad, usabilidad, integridad y seguridad de los datos, en términos simples, básicamente que los datos se gestionen adecuadamente.

El Gobierno de Datos permite definir, aprobar, comunicar e implementar principios, políticas, procedimientos, métricas, herramientas y responsabilidades para la gestión de datos, en otras palabras, es el ejercicio de la autoridad, el control y la toma de decisiones compartidas (planificación, monitoreo y Compliance) sobre la Gestión de Datos como Activo Estratégico.

3. Por último, la Gestión de la Analítica.


Relacionada al análisis y explotación de este recurso estratégico desde diferentes orígenes, con el objetivo de mejorar la toma de decisiones en las organizaciones en escenarios crecientemente complejos y ambiguos.



Por ejemplo, según el Modelo de Gartner “Analytic Ascendancy Model”, las organizaciones presentan distintos niveles de analítica. Se mueven desde una analítica descriptiva, donde logran revelar hechos específicos del pasado o presente sin tener la capacidad de profundizar sobre ellos; hasta un nivel de analítica prescriptiva, donde se posicionan en una situación futura deseada y toman acciones en el presente para alcanzar ese valor.

El Modelo de Gartner, explica la relación entre el valor que aportan a una organización los distintos niveles de madurez de la analítica de datos y la complejidad o dificultad que implica alcanzar cada nivel (considerando mejoras en capacidades de los equipos para desarrollo de modelos analíticos y manejo de herramientas sofisticadas, entre otros).

Según nuestro Modelo AKLOE de Gestión Estratégica de Datos, estos 3 pilares deben abordarse de manera sistémica, asegurando así el objetivo principal, la Generación de Valor Sostenible para la Organización.


Recorre nuestro video, "Gestión Estratégica de Datos", para profundizar sobre su relevancia en la generación de valor para las organizaciones.

Me gustaría explicar nuestro Modelo Gestión Estratégica de Datos con un ejemplo cotidiano. ¿Cuántos de ustedes no han participado en el evento de una empresa, o más cercano aún, la celebración del matrimonio de un ser querido?


Para este ejemplo, nos situaremos en la posición de la empresa que organiza el evento.



Según nuestro modelo, el primer paso es definir la estrategia, ese objetivo de valor que estamos buscando. Desde la perspectiva de los novios (dado que son ellos, quienes definen qué esperan de su tan anhelada celebración) sería algo como: “que nuestros invitados pasen una velada memorable. Que disfruten del lugar, la decoración, el cóctel, de las bebidas. Que sea la mejor fiesta de sus vidas”.


Entonces, ese es justamente el valor que se define para la organización.


Una vez que tenemos definida esta estrategia, este valor que necesitamos generar, revisamos las fuentes de valor de nuestro modelo.


Considerando la primera fuente, la Gestión de Datos, y analizándolo en orden cronológico desde la recepción, es necesario tener claridad de quiénes son los invitados y su relación con los novios, para definir el orden y distribución de mesas. Se debe conocer posibles alergias de invitados para tener platos alternativos en la comida o si algún invitado presenta alguna condición que requiera de atención especial (accesibilidad universal, ingresos, uso de baños, entre otros).


Luego, el Gobierno de Datos serían: la normativa de la celebración, el cumplimiento con temas regulatorios, ámbitos de seguridad, privacidad de los datos (si consideramos información confidencial sobre invitados en la gestión de datos). De cara a los invitados, sería la definición del lugar del evento, el horario de inicio y término de la celebración, el horario para el cóctel y brindis, y cada uno de los bloques que conforman la celebración. Pero no sólo es el establecer estas reglas, también consideraría el comunicarlas, asegurarse que todos las entiendan y, por supuesto, se aseguraría de que se cumplan, con el fin de que todos disfruten de la celebración de la mejor forma.


Por último, la Gestión de la Analítica, integraría lo anterior y junto a otros datos externos, como preferencias en ciertos ingredientes para el buffet de postres o gustos y tendencias en música para crear un buen ambiente de fiesta, son sólo algunos ejemplos de cómo se podrían generar momentos WOW en la experiencia de los invitados y, que se lleven un recuerdo memorable de esta celebración.


Si bien es cierto, estas son nuestras 3 fuentes de Generación de Valor desde los Datos, se imaginan comunicar el horario de inicio de la celebración, recibir a los invitados y no tener disponibles los espacios, ordenados los baños o distribuidas las mesas; u organizar el cóctel en base a productos cárnicos y tener invitados únicamente vegetarianos? Seguramente los invitados recordarán esa celebración, pero no de la forma que nos gustaría…


Si los invitados se llevan un recuerdo memorable, y mejor aún, si los temas logísticos pasan desapercibidos para los invitados (dado que no se generaron errores en los platos, falta de opciones para vegetarianos, desabastecimiento de bebidas, mala distribución de espacios, música muy fuerte, baños desordenados), la empresa organizadora habrá generado un impacto positivo, creando valor real para los invitados y por supuesto, para los novios!



Y tu organización, ¿cómo está generando valor

desde sus datos?

Entradas Recientes

Ver todo